Tornillos

¿Qué son y para que sirven los tornillos autoperforantes?

Array

Los tornillos autoperforantes tienen diferentes terminaciones que los hacen únicos en su función y utilidad. Se diferencian de los tornillos comunes por el acabado que tienen los distintos tipos que existen.

Es importante tener una noción de su utilidad y saber cuándo podés emplear este tipo de tornillos, ya que podrían servirte en un futuro trabajo donde se necesite un tornillo resistente que cumpla su función por largo tiempo.

¿Qué es y para qué sirve un tornillo?

Son elementos metálicos alargados que están formados de manera cilíndrica, y que poseen una forma roscada, así como tiene una cabeza (que sería la base) donde se ejerce presión para ajustar lo que se quiera con esta pieza.

Con ellos podés sujetar diversos materiales entre sí, los cuales se unifican a través de una rosca, que asegura que la unión permanecerá ajustada por un buen tiempo.

Sobre la utilidad de los tornillos autoperforantes, estos son bastante únicos en su función ya que son herramientas que van trazando su recorrido en el orificio donde se van ajustar, mientras se están insertando. Esto es gracias a que cuentan con una punta perforante que ayuda a que su punta y estructura vayan fijándose en el recorrido que hace.

Son diversos los materiales que podrían perforar estos tornillos, por ejemplo, láminas metálicas, maderas duras, fibras de vidrios, plástico, entre otras. De igual manera, esto varía según el material del tornillo autoperforante, que viene en diversas presentaciones.

Tipos de tornillos autoperforantes

Hay que tener presente que estos tornillos se pueden encontrar en diversas medidas. Pero entre los autoperforantes, podemos encontrar diversos tipos según su estructura y el tipo de material que pueden utilizarse. Los más populares son:

Tornillos de punta mecha 

Son tornillos que tienen capacidad de perforar superficies con un grosor de 0.9 milímetros en adelante, que si bien puede variar su capacidad según el tamaño de la mecha a utilizar.

Punta mecha

Tornillos punta aguja 

Se trata de tornillos que cuentan con puntas agudas, que tienen capacidad de perforar superficies inferiores a los 1.2 milímetros.

Punta aguja

Tornillos de punta aguja modelo 17 

Tornillos que tienen de diferencia un corte en su extremo, lo cual permite que pueda dejar su trazo sin tener el riesgo de deteriorar la pieza que estén perforando.

¿Qué diferencia a los tornillos comunes de los autoperforantes?

Una de las principales diferencias entre los tornillos comunes y los autoperforantes, es que las puntas de los tornillos comunes no están diseñadas para realizar perforación. En cambio, trabajan con un agujero previamente abierto. Los autoperforantes abren el orificio mientras van entrando y cuentan con cabezales óptimos con los que se puede aplicar la fuerza requerida y abrir lo justo.

Por esta razón hay que tener seguridad al momento de hacer la perforación con este tipo de tornillos. La función y diseño de los autoperforantes es que no se abran o desenrosquen luego de ser insertados.

También hay diferencia en la fuerza que se aplica al colocar los tornillos. Los tornillos convencionales, al tener ya el espacio establecido, su función es tan solo ajustarlo hasta el punto que puedan presionar con la tuerca que vayan a utilizar. Los autoperforantes pueden aguantar mayor presión.

Con los tornillos autoperforantes se tiene la ventaja de evitar la corrosión, tras tener un acabado más resistente, por el hecho de poder perforar superficies. Los tornillos comunes, aunque resistentes, tienen una función muy distinta y pueden no ser tan duraderos o persistentes.

Al reconocer sus ventajas, beneficios y tipos, podemos determinar cuándo un tornillo autoperforante es el más adecuado para nuestro proyecto, y qué tipo de tornillo necesitamos a cada momento. 

¿Tenés dudas? Rerar lleva 45 años fabricando tornillos y remaches: tenemos la experiencia para ayudarte en lo que necesites. Comunicate con nosotros para recibir asesoramiento personalizado.

Array
To top